Carros robados en Brasil y llevados a Bolivia comienzan a ser devolvidos

Agencia Brasil 27.02.2013 - 17h21 | Atualizado em 27.02.2013 - 17h51

Brasilia – Aproximadamente 500 vehículos robados y llevados irregularmente a Bolivia comienzan hoy (27) a ser traídos de regreso a Brasil, para ser devueltos a sus dueños. La operación es coordinada por el Ministerio de Relaciones Exteriores junto con la Aduana boliviana, y ejecutada por la Policía Federal (PF) y por la policía del país vecino.


De acuerdo con la Policía Federal, esta es la mayor repatriación de vehículos hurtados de la historia de Brasil y por lo menos 180 carros, motos y camiones van a ser repatriados en la primera etapa de la operación, iniciada la mañana de hoy. Cerca de 50 policías federales brasileños estaban en la ciudad de Puerto Quijaro, ciudad del estado de Santa Cruz, en Bolivia, cerca a Corumbá, donde se realizó la ceremonia de devolución de los vehículos. El ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, y el director general de la PF, Leandro Daiello, estuvieron en la solemnidad.


Todos los vehículos devueltos serán revisados por agentes de la Receta Federal. Después de ser autorizados para ingresar en el territorio brasileño, serán llevados al patio de la Comisaria Especializada de Represión a Hurtos y Robos de Vehículos (Defurv), en Campo Grande. De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores, los costos del transporte lo pagarán las entidades privadas, como la Federación Nacional de los Seguros (Fenseg).

De acuerdo con la PF, los proprietarios de los carros, motos y camiones van a ser notificados de la repatriación, pero las autoridades brasileñas aún estudian formas de divulgar también la relación de los vehículos devueltos. Según la Fenseg, los vehículos asegurados se deberán entregar directamente a las aseguradoras, puesto que ellas ya indemnizaron a los propietarios.


Fruto del programa boliviano de regularización de vehículos realizado a partir de 2011, la identificación de por lo menos 1,5 mil carros, motos y camiones robados en países vecinos y llevados ilegalmente a Bolivia permitió que el gobierno local hiciese una operación semejante junto con Chile. Ciudadanos de otros países sudamericanos, como Paraguay y Perú, también deberán ser beneficiados por la medida.

Edición: Juliana Andrade/Olga Bardawil
Traducción: Fanny Guadalupe

  • Direitos autorais: Creative Commons - CC BY 3.0